La mentira de la violencia contra la mujer. Parte 7: Conclusión y posibles objeciones

CONCLUSIÓN



NOTA: Si no has leído el artículo anterior, léelo AQUI.

Hombres y mujeres sufren de muchos tipos de violencia. Es esperable que algunos tipos de violencia sean más ejemplificados por hombres, y algunos otros por mujeres. A la mujer se la viola sexualmente más. Al hombre se lo mata muchísimo más, además de aplicársele muchos otros tipos de violencia en mayor medida. Son dos realidades que debe enfrentar cada sexo, de manera independiente.

Con todo lo que hemos visto hasta ahora, ha quedado claro que los alegatos principales que sustentan la mal llamada “violencia contra la mujer”, carecen de pruebas. La violencia es algo que sufren todos los seres humanos, sean del sexo que sean, y no en razón de su sexo. El sexo no es la causa, cuando mucho entraría en el ámbito de los efectos y las consecuencias, pues cada sexo, cada grupo, e incluso cada persona, vive la violencia de manera diferente, y no por ello eso es un tipo específico de violencia. La diferencia no implica exclusividad, la calidad de especial, único, o la legítima necesidad de diferenciación categorial. Si se va a seleccionar grupos, existen métodos científicos para ello, por ejemplo el Principal Component Analysis, técnica de aprendizaje no supervisado propia del Machine Learning. Teniendo la mejor ciencia a la mano, no caigamos en el error de elevar la subjetividad de algunos a un pedestal, menos aun cuando dicha subjetividad puede, y de hecho causa actualmente, daño a un sexo, simplemente por tener ese sexo. En este caso, el daño lo están recibiendo los hombres. Es hora de dejar el feminismo de lado, y pugnar por una verdadera igualdad, una donde los problemas de todos sean tratados con la importancia que merecen, sin pensar que por el hecho de ser mujer, los problemas son más graves, importantes o urgentes; o por ser hombre, puedes esperar sentado.

Lamentablemente, no hay motivo para creer en la existencia de la llamada “violencia contra la mujer” eso. No hay motivo para aceptar la retórica que la sostiene. Las cifras son claras, al igual que la realidad: Una donde los hombres de todos los tiempos han dado su vida para proteger a la mujer. La "violencia contra la mujer" es una enorme falacia. Una mentira que ha durado demasiado tiempo. Es hora de dejarlo claro, y decirlo con todas sus letras: Al día de hoy, la "violencia contra la mujer” NO EXISTE. Las mujeres sufren problemas que atender y resolver, pero, ni es lo mismo que la “violencia contra la mujer”, ni será posible combatir esos problemas, hasta que dejemos de lado el sentimentalismo y los prejuicios feministas, y nos atengamos estrictamente a la realidad.



POSIBLES OBJECIONES

Objeción: "Estás negando la muerte de X cantidad de mujeres en Z año/periodo/tiempo/etc. Eres un machista y un peligro para las mujeres".
Respuesta: No, simplemente esa cifra es irrelevante, al estar por fuera de un contexto válido. Pon esa cifra en contexto, y verás lo insignificante que es. Las evidencias están allí.

Objeción: "Ese estudio no toma en cuenta X, Y, Z factores, no te puedes fiar de él".
Respuesta: La ciencia se responde con ciencia. Si no te gusta el metaestudio citado, la única forma en que puedes rechazarlo válidamente es hacer un metaestudio que lo refute. Cualquier otra cosa, no pasa de tu opinión subjetiva, ergo, algo inválido e irrelevante.

Objeción: "Negar la violencia contra la mujer es machista".
Respuesta: ¿Y? ¿Qué importa? ¿Qué tiene que ver? Eso no es una respuesta, sino un simple pataleo emocional que no refuta nada. Vuelve con un argumento sustentado en un metaestudio, y hablamos.

Objeción: "Estás minimizando la violencia contra la mujer, todo su sufrimiento y dolor".
Respuesta: No, no lo minimizo, lo niego de tajo. El sufrimiento de las mujeres no es relevante aquí, sino las cifras sustentadas en la realidad. Y la realidad es clara, las cifras lo son. Deja ese sofisma patético para otra ocasión. Las apelaciones emocionales no son pruebas ni argumentos válidos.

Objeción: "Por más que lo niegues, seguirán muriendo mujeres por machistas como tú".
Respuesta: De nuevo, eso no es un argumento, es un simple alegato emocional sin valor, y un torpe ataque personal.

Objeción: "Las estadísticas de X país/lugar/territorio prueban la cantidad de mujeres violentadas, aunque lo niegues"
Respuesta: De nuevo, estadísticas de bajo nivel no son refutación a estadísticas de metaestudios. De la misma forma, las estadísticas de un país no son refutación a las estadísticas globales de un organismo internacional. Si quieres refutar algo de lo dicho, debes traer un metaestudio superior al que refiero, además de estadísticas más importantes y significativas que las emitidas por un organismo internacional de la talla de la ONU, la OMS, o similares.

Objeción: "La violencia contra la mujer no se reduce solo al asesinato por parte de su pareja".
Respuesta: Parcialmente cierto. La mujer sufre violencia, no solo la de pareja, sino de muchos otros tipos. Y no sufre solo violencia física grave, ni siquiera solamente violencia física. El asunto es que ninguno de estos otros tipos y niveles de violencia es realmente clasificable como "violencia contra la mujer" o "violencia de género", puesto que no son de aplicación exclusiva contra las mujeres (sea por parte de los hombres o de otras mujeres); ni tampoco se aplican contra la mujer por su condición de mujer, es decir, de ser humano con un cuerpo que de nacimiento tiene caracteres urinosexuales femeninos y cromosomas XX. La violencia no es exclusiva de un sexo, en su calidad de víctima o victimario. Como ha quedado probado, todos los elementos y causas de la violencia prácticamente no hacen diferencia entre hombres y mujeres, siendo mas bien que el mayor perpetrador de los diferentes tipos de violencia es la mujer, y la mayor víctima es el hombre.

Comentarios

Entradas populares