Blogs ateos

Blogs cristianos

Fundamentalismo, creacionismo, diseño inteligente y apologética extrema

Blogs escépticos

Blogs de temas variados

Política y sociedad

Contra Veritas: La falsedad del NOMA, o la imposibilidad de conciliar fe y razón

En un artículo de la revista ¡Despertad! de enero del 2011 se redactó un artículo sobre la compatibilidad de fe y razón. Esto nos lleva a pensar automáticamente en el NOMA, reivindicado principalmente por la iglesia católica. Sin embargo, en este caso es un poco diferente. Los testigos de Jehová no aducen que estos dos magisterios tengan campos de acción separados, sino que la verdadera razón se somete a la fe, y que de hecho emana de ella. Evidentemente ellos no usan el mismo concepto de razón que usamos los librepensadores. Para ellos, la razón es una herramienta más que nos dio Jehová para descubrir el valor de su palabra. También nos serviría para conocerlo mejor, y por ende amarlo más.

Comienzan el artículo, ubicado en la página 28 de la revista, y que ocupa 2 páginas, con un espurio ataque hacia la ciencia, como es costumbre. Sacan, o intentan sacar a la luz algunos trapos sucios de la ciencia, proclamando que si algunas ‘creencias científicas fuertemente arraigadas eran erróneas’ y no por eso se descartaban, ese mismo criterio debía aplicarse a las creencias religiosas, como si ambas fueran comparables, o valieran lo mismo. Y como siempre cometen ingentes errores. Primero, en la ciencia no hay ‘creencias’, solo hipótesis, teorías o leyes. Astutamente evitan dar detalles sobre esas supuestas creencias científicas, pues tales no existen. Segundo, piden el principio cuando asumen que son iguales o comparables la fe y la razón. Esto es más grave aún cuando consideramos el hecho de que la razón nos da muchas cosas, cosas que funcionan, cosas útiles, coas que sirven. La fe no produce nada, cuando mucho representa un consuelo para quienes no tienen poder par controlar su propia vida. Y esto, lejos de ser un cosa útil, es un aliciente para hacer la vida todavía mas sombría de lo que ya es, al sostener en este mundo a seres que de otro modo se habrían suprimido a sí mismos, si es que este ‘valle de lágrimas’ no acaba con ellos antes.

Dudas e intrigas son las armas de los testigos de Jehová contra todo aquello que se opone a sus creencias. Quien haya podido leer sus textos sabrá a que me refiero. Siempre tratan los temas de la misma forma. En ninguno de ellos hay algo, aunque sea mínimo, que pueda denominarse intelectualmente honesto. No hay forma en que dejen este estilo, pues quien no tiene armas para entablar una guerra justa, recurre a la guerrilla, a la revolución y la intriga, y mediante sucios ardides obliga al enemigo, si es demasiado tonto como para no darse cuenta, a destruirse a sí mismo al aceptar una duda insana sobre sus propias premisas. No es cualquier clase de duda. No es una duda escéptica, sino una maliciosa, repleta de la satisfacción de sí misma, de saberse plena y absoluta, aunque solo sea una fachada que esconde su verdadera e innegable incapacidad de luchar.

El tipo de razonamiento (que dicen es compatible con la fe) no es el común y corriente. Mucho menos el razonamiento culto e intelectual. Circunscriben la razón a las coordenadas de la palabra de su dios, en donde obviamente no puede contradecirla. Si se asume la razón como un don divino, es evidente que no representaría peligro alguno a su palabra, ni levantaría su sombra el fantasma del escepticismo, acallado previamente por una definición absurda y gratuita de lo que la razón debe ser. Así pretenden quitarnos lo único verdaderamente humano: El derecho, el deber y el poder de pensar y razonar sin tapujos, el librepensar. Es por eso que la biblia, correcta y concienzudamente leída, es la mejor máquina de hacer ateos.

En su artículo dicen que la fe debe estar basada sólidamente en el conocimiento. Pero ¿conocimiento de qué? ¿Qué conocimiento?... ¿De qué mas podría ser? De la palabra de su dios, suma, cumbre y final del saber para todo creyente. Bien, en la revista dan una serie de pruebas que no quisiera juzgar a priori, por lo que daré un breve resumen de cada una, y en el transcurso comentaré algo al respecto.

Bueno, en realidad son solo dos pruebas, o mejor dicho dos títulos que pretenden serlo. El primero se llama “Fe basada firmemente en la razón”. El segundo, a manera de conclusión precipitada, es “Podemos tener fe en la Biblia”. Analicemos cada uno de ellos.


Fe basada firmemente… ¿en qué?

En este apartado afirman que la adoración a dios debe ser algo razonado. Este razonamiento debe basarse en algún conocimiento, como sustento intelectual y contexto desde el cual razonar. Esto está muy bien, y está acorde con los requisitos del libre examen. Uno no piensa desde la nada. Requiere un cuerpo de conocimientos previos, los cuales lo llevan a comparar, deducir, inducir, reflexionar, y dar una conclusión con base en a información obtenida, la capacidad de raciocinio de la persona, su inteligencia, su lógica, su sentido común y su conocimiento del tema. Obviamente para que este conocimiento previo sea válido debe ser imparcial, y no adelantar, suponer ni asumir previamente la conclusión. Ello sería un error, y de hecho esto se da en una: La demostración en círculo.

Pero para los cristianos, ¿Cuál es ese conocimiento? El único que podrían aceptar, el “conocimiento de Dios”. Pensar de esta manera lo llaman tener “un conocimiento exacto de la verdad” (1 Timoteo 2:4). Pero ¿qué verdad es esta? Que dios existe, creó el mundo y que su palabra, la biblia, no se equivoca. Bien, si parten desde este punto de vista gnoseológico, no sorprende que lleguen a la conclusión de que la razón no contradice a la fe. Pero esta razón, como derivada de la creencia en dios, es hemipléjica, paralítica y sobre todo, parcial. El conocimiento de dios es el anticonocimiento por excelencia.

El tipo de escepticismo que predican no es el de los librepensadores, no es imparcial, sino que se limita a la expresión bíblica. Ser escépticos en este caso es escudriñar las escrituras para ver si lo dicho está conforme a la palabra de su dios. Sino me creen, léanlo ustedes mismos:


Hechos 17:11 Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así

Juan 5:39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí


Este es el modelo cristiano de sabiduría: No importa si lo dicho es real o no, es lógico o no, solo debe estar conforme a la biblia. Es resto es locura. ¿Por qué digo esto? Porque esto es lo que en realidad piensan los cristianos del conocimiento imparcial:


1 Corintios 1:19 Pues está escrito:
Destruiré la sabiduría de los sabios,
Y desecharé el entendimiento de los entendidos.

1 Corintios 1:20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?

1 Corintios 1:21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

1 Corintios 1:22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría;

1 Corintios 1:23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;

1 Corintios 1:24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.

1 Corintios 1:25 Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

1 Corintios 1:26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;

1 Corintios 1:27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;

1 Corintios 1:28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,


En resumen: El conocimiento imparcial, para todo cristiano sincero, debe ser locura y abominación. La mismísima esencia del mal encarnada. Y la ignorancia es el gran estandarte de la fe. Es de lo que más se enorgullecen, su don más preciado. Sólo por medio de la ignorancia pueden acceder a la fe. Y solo mediante la fe pueden comprender adecuadamente la biblia, pues están más atentos a la voz de su dios que a los sentidos y vicios del mundo. Ergo, cuanto más ignorante se es, más cerca se está de Jehová. Su dios aborrece el conocimiento, y no le agradan los sabios. Tal vez por eso es que durante el transcurso de la historia el cristianismo ha proscrito toda forma de saber diferente a la interpretación bíblica de turno, y ha proclamado una guerra sin cuartel a todo aquel que ose tocar, con palabra o acción, el sacrosanto derecho de los creyentes a ser ignorantes y creer en lo que les venga en gana. Nadie les negaría el derecho a no saber, lo que les negamos y siempre les negaremos los ateos es el derecho de imponer esa cosmovisión al mundo. No los dejaremos llevarnos al abismo, no debemos permitir una nueva era de oscurantismo.

Este no es un llamado de guerra. Es un llamado a defender el derecho a ser humanos. Lo que nos diferencia del resto de seres vivos es nuestra capacidad cerebral y la única forma en que podemos vivir sin dejar de lado nuestra humanidad es usando nuestra capacidad de raciocinio sin miedo ni dudas, sin que los antiguos temores de un distante pasado nos remuerdan la consciencia, y nos arrastren a una ignominiosa caída. No podemos volver al abismo de la barbarie, del que con tanto esfuerzo la humanidad emergió hace tanto tiempo.


¿Podemos tener fe en ese libro?

Si dudamos de la veracidad de la biblia, la revista nos dice que podemos comprobarla si la conocemos. Y como es obvio, la única forma aceptada por los creyentes de conocer la biblia y entenderla es mediante la guía del espíritu santo. Cualquier toro método es inválido para tal fin. De forma que, para entender la biblia, antes hay que creer que es cierta. Creer para leer y creer para entender. ¿Algo de esto les suena a prejuicio, parcialidad y aceptación ciega e infundada, o es solo a mí? Por eso es que afirman que razonando (a partir de las escrituras, claro está) se puede “llega[r] a la convicción de que incluso cosas que no pueden verse son, no obstante, realidades”.

Para Jehová la sabiduría es casi un pecado. Es el mayor mal que alguien pueda tener, y más aún, por que es un mal deseado por muchos. Pero si supuestamente él es el origen del saber y es capaz de otorgarlo, y sabiendo que el saber que otorga no puede ser el que desprecia, pregúntense: ¿Qué tipo de sabiduría acepta este dios? ¿Cuál saber, cuál conocimiento es el que otorga? La respuesta la da la misma biblia:


Proverbios 2:1 Hijo mío, si recibieres mis palabras,
Y mis mandamientos guardares dentro de ti,

Proverbios 2:5 Entonces entenderás el temor de Jehová,
Y hallarás el conocimiento de Dios.

Proverbios 2:6 Porque Jehová da la sabiduría,
Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.

Proverbios 2:7 El provee de sana sabiduría a los rectos;
Es escudo a los que caminan rectamente.


Este es el conocimiento que da. Un conocimiento vacío. La mismísima encarnación de la nada. La hipostatización de lo abstracto alguna sin razón para hacerlo. La locura hecha saber. Y para el gran final, escriben un párrafo que deberían, si fueran intelectualmente sinceros, aplicar a ellos mismos:


"…no es una falta de respeto examinar lo que uno cree para demostrarse a sí mismo que su forma de pensar está de acuerdo con la Palabra de Dios (Romanos 12:2). La Biblia nos aconseja: 'Prueben las expresiones inspiradas para ver si se originan de Dios' (1Juan4:1).” (¡Despertad!, Enero del 2011, página 29)"


Es increíble ver un caso en el que el proceso de doblepensamiento esté tan avanzado como para no darse cuenta que todo lo que piden a otros podría aplicarse igualmente a ellos. O tal vez lo saben, pero como son “la religión verdadera” o “el esclavo fiel y discreto”, no necesitan ensuciarse las manos ni las mentes con razonamientos humanos, pues son sabiduría mundana, algo que su dios destruirá.

Pueden descargar el ejemplar de este mes desde LA PÁGINA OFICIAL DE DESCARGAS DE LA WATCHTOWER o directamente haciendo clic AQUÍ.





3 comentarios:

Daniel Barona Narváez dijo...

Hola, me ha gustado bastante el artículo. Yo también he leido varias veces (sentado tranquilamente en el sillón de la sala de mi casa) revistas de este tipo: Despertad, Atalaya, entre otras.

Pero lo que uno encuentra ahí, como bien has dicho, Profanatumbas, es una ciencia a medias, opiniones parcializadas y sin análisis previo, y se nota una desesperación por hacer de estas ideas religiosas un cuerpo de conocimiento válido y comparable a la ciencia (teniendo esta última, muchos mecanismos de autocorrección y revisión crítica con el fin de aproximarse mejor a la realidad).

La petición de muchos religiosos de primero "entender a Dios" para luego poder entender la Biblia u otros libres afines, es simplemente una petición convenida, que busca asegurarse de que si alguien no está de acuerdo con ella, pueda utilizarse como contra-argumento el hecho de que dicha persona no "entiende a Dios" y que "tiene el corazón cerrado a Dios". Una medida simplemente patética y desesperada...

Como ya dije, muy bueno el artículo, y te quería felicitar por la impecable redacción que tienes, además del buen contenido del blog. Todo un placer leerlo.

Saludos!

El Profanatumbas dijo...

Hola Daniel! Es un gusto tenerte por aquí. Como bien sabes, los TJ's son así y no van a cambiar. Mas bien empeoran con el tiempo. Aún así siempre me vienen a deja sus revistas. Es más, este sábado vienen unos a visitarme y traerme un libro (ya he leído bastantes de ellos y siempre son lo mismo: compendios abstractos de sinrazón y majadería). He conversado con ancianos, predicadores viajeros, superintendentes de distrito, etc. Y casi en todos se cumple como norma la homogeneidad de ideas, lo que muchas veces hace que sea frustrante un diálogo serio con ellos. ¡Pero son buenos como distracción!

Espero verte mas seguido por aquí. Quisiera tener mas tiempo para navegar, pero solo accedo a internet una vez por semana y no es por mucho tiempo, pues las labores de la universidad, vida diaria y, por si fuera poco, problemas personales me impiden hacer mucho mas que revisar mi correo, mi blog y poner uno que otro post (si has visto, la frecuencia de mis posteos se ha ralentizado). En un mediano plazo espero tener mas tiempo, y visitaré tu blog, que como siempre está muy interesante.

Saludos!

Alive dijo...

La mayoría de los cristianos (yo he podido comprobarlo personalmente con católicos que conozco) dicen aceptar todo lo que viene en la Biblia desde un punto de vista crítico (que supongo que quiere decir que lo que no te gusta lo tergiversas o lo ignoras), pero, ojo, no porque la hayan leído (ni siquiera la han tocado) sino porque unos factores, como son sus padres y el entorno social, les han repetido incansablemente eso.
Es decir, que no usan la razón.

La verdad, esto me da mucha pena, y muchas veces me ha llevado a replantearme mi tolerancia con la religión de mis amistades.

Saludoss.

Publicar un comentario

NO PUBLICAR COMO ANONIMO. LOS MENSAJES ANONIMOS SERAN BORRADOS SIN AVISO

Seguidores